¿Quiénes somos?

Tres economistas, Marco Celentani (Universidad Carlos III), J. Ignacio Conde-Ruiz (Universidad Complutense de Madrid) y Juan Rubio-Ramírez (Emory University) y un programador Víctor Rodríguez. Nuestra dirección de contacto es football.lab2014@gmail.com. La primera etapa del proyecto, en la que nos hemos centrado en el Mundial 2014, se ha desarrollado con el apoyo de Pedro Artiles, Cristo Almeida, Belén Picazo, Raúl Díaz Poblete y eldiario.es.

¿A quién le interesan estas probabilidades?

  • A los espectadores porque les aporta en tiempo real información cuantitativa que dice mucho más sobre el desarrollo de un partido que las estadísticas sobre posesión del balón, pases acertados o número de tiros a puerta.
  • A los que quieren apostar porque facilita la comparación entre las opiniones que uno tiene con las opiniones prevalentes en los mercados de apuestas.

¿Qué significa que un partido terminará en empate con probabilidad del 40%?

Para algunos significa que si el partido se repitiera 100 veces, terminaría en empate aproximadamente 40 veces. Para quien considera esta interpretación un sin sentido, ya que un partido es un evento irrepetible, hay otra. Si hay 100 partidos distintos y para todos ellos la probabilidad de empate es 40%, aproximadamente 40 de ellos terminarán en empate.


¿Pero no es mejor una predicción con probabilidad del 100%?

La idea es ser lo más precisos que se pueda, pero no más. Imaginemos que hay 2 urnas. En la urna roja hay dos bolas rojas y una verde. En la urna verde hay dos bolas verdes y una roja. Una persona con un venda en los ojos elige una urna al azar. Luego extrae una bola de la urna, la observa y debe determinar de que urna ha sido extraída. Si la persona es daltónica (no puede distinguir entre rojo y verde) tan sólo puede concluir que las dos urnas tienen la misma probabilidad, 50%. Si la persona puede distinguir los colores, y la bola extraída es roja, concluirá que las probabilidades son 66.7% de haber extraído la bola de la urna roja y 33.3% de haberla extraído de la verde. Pero no puede ser más preciso. Si dijera estar seguro de que la urna es roja, estaría cometiendo un error o mintiendo en la esperanza que su acierto se recordaría y su fallo se olvidaría. Pero la incertidumbre asociada a cualquier ejercicio de predicción no puede ser ignorada.


¿Cómo calculamos esas probabilidades?

En una feria de ganado en Plymouth en 1906, se realizó un concurso para adivinar el peso de un buey en el que participaron 800 individuos. Francis Galton, uno de los padres de la estadística (¡y primo de Charles Darwin!), estaba presente y anotó todas las estimaciones. La media de las estimaciones fue de 1198 libras. El peso real del animal era 1197. Este es un ejemplo de lo que se suele llamar la “sabiduría de los grupos”: un proceso que tiene en cuenta las opiniones de muchos individuos, en vez de la de uno solo, contiene mucha más información. En nuestro caso utilizamos los precios del mercado de intercambio de apuestas de Betfair en el Reino Unido para agregar las opiniones de los operadores de mercado sobre las probabilidades de los distintos desenlaces de cada un partido. Por ejemplo, si la victoria de un equipo se cotiza a 5 (se obtiene 5 veces lo apostado si el equipo termina ganando y nada en caso contrario), la opinión agregada es que la probabilidad de que el equipo gane es 1/5, es decir el 20%. Es por esto que los economistas suelen denominar estos mercados de apuestas, “mercados de predicciones” o “mercados de información”.


¿Quiénes son los operadores del mercado?

Entre los operadores del mercado hay muchos aficionados al deporte que apuestan cantidades limitadas por simple diversión o para hacer valer sus conocimientos futbolísticos. Pero también hay muchos especialistas que poseen grandes recursos financieros y que emplean técnicas sofisticadas, recursos informáticos avanzados para reaccionar rápidamente a los eventos en el partido y a los cambios en los precios.


¿Por qué debemos prestar atención a la opinión del mercado?

Hay varias razones para ello. Las dos principales son las siguientes:

  • Los precios reflejan mucho más la opinión de un operador informado y sofisticado que apuesta mucho dinero, que la opinión de un aficionado que apuesta poco dinero por simple diversión.
  • A diferencia de lo que ocurre en una encuesta, en las tertulias entre comentaristas deportivos o entre amigos que conversan en un bar, expresar una opinión apostando no es gratis y por lo tanto solo se expresan opiniones sobre las que uno tiene suficiente confianza. Para que tu opinión de que el equipo A ganará con probabilidad mayor del 20% cuente en nuestro cálculo de probabilidad, tienes que apostar dinero a la victoria del equipo si esta se ofrece a 5. Y para que tu opinión cuente mucho tendrás que apostar mucho dinero.

¿Por qué centrarse en las cuotas del mercado de intercambio de Betfair en el Reino Unido?

De nuevo, hay varias razones para ello. Las dos principales son las siguientes:

  • Es el principal mercado bilateral de apuestas deportivas en el mundo. Esto quiere decir que es una plataforma que permite a cada apostante registrado no solo comprar, sino también vender apuestas. La práctica totalidad de los otros operadores de apuestas solo permiten comprar apuestas (y Betfair también ofrece esta posibilidad). Al haber muchos ofertantes y muchos demandantes, el poder de mercado de cada apostante es reducido y el resultado es aproximadamente competitivo y, por tanto, informativo. Esto nos permite asumir que los precios de mercado reflejan solo la información de los operadores y no su poder de mercado.
  • Dado que los precios del mercado de apuestas responden rápidamente a la información (ya sean goles, amonestaciones, substituciones u otros lances del partido) es posible actualizar constantemente las predicciones.

¿Tiene todo esto alguna relación con la bolsa o la prima de riesgo?

Si, pero hay un matiz importante. Las cotizaciones en la bolsa y la prima de riesgo reflejan las condiciones económicas de una empresa o un país. Pero las condiciones económicas de la empresa y del país dependen también de las cotizaciones de bolsa o de la prima de riesgo, porque su financiación depende de ellas. Por esta razón las cotizaciones de la bolsa y las primas de riesgo y las condiciones económicas de las empresas y de los países se influencian mutuamente. Nada de esto ocurre en el caso del fútbol. El partido discurre sin que nada importen las cuotas de las apuestas. El partido influye en los precios, pero estos no influyen en el desarrollo del partido. Los precios tan solo sirven para hacer una predicción del resultado del partido.


¿Puedo apostar en el mercado de intercambio de Betfair en el Reino Unido?

Depende del país en el que te encuentres. En muchos países, como España, apostar en el mercados de intercambio de Betfair en el Reino Unido no está permitido. Si la página web de Betfair del Reino Unido te redirige a la de tu país, es posible que te encuentras en un país en el que no está permitido acceder al mercado de intercambio de apuestas del Reino Unido. Podrías contactar con Betfair y en caso de dudas, comprobar la legislación del país en el que te encuentres. Queremos reiterar que ni animamos a nadie a apostar, ni pretendemos hacer lo contrario.


¿Tenemos algún acuerdo comercial con Betfair o alguna otra casa de apuesta?

Absolutamente ninguno. Ni pagamos nada a Betfair, ni Betfair nos paga nada a nosotros. La información que usamos en la elaboración de las probabilidades está disponible gratuitamente para los usuarios registrados en todos los países donde el mercado de intercambio de apuestas está permitido.